* ¿Qué es la SOLIDARIDAD
para la familia Marista?

Historia_del_Colegio
Ideario
Normas_de_Convivencia
Personal_del_Colegio
Paseo_Virtual_por_el_Colegio
Otros_Servicios

Todas las NOTICIAS del ColeTodo lo que pasa en el Cole está AQUÍ LPA en Facebook

Tambien en FACEBOOK

www.facebook.com/lpadigital
 

Hay historias que parecen sueños y sueños que parecen historias

* JORNADA SOLIDARIA 2015
Ver Más

* JORNADA SOLIDARIA 2014
- Institucional: Ceremonia de Cierre
- Jardín:
"Ayudemos a Ayudar"
- Primaria: "Ayudemos a Nuestro Hospital"
- Secundaria:
"El abrazo solidario"

* JORNADA SOLIDARIA 2013
* JORNADA SOLIDARIA 2012
* JORNADA SOLIDARIA 2011
* JORNADA SOLIDARIA 2010
 
 
 

 



RESEÑA HISTÓRICA

En 1924 un grupo de Hermanos Maristas de la provincia española de León, funda en la ciudad de Pergamino un colegio primario.
En un principio el colegio se estableció en la calle Dorrego 526 dictando clases solamente a varones desde 1º a 4º grado. Su primer director fue el Hno. Protasio cofundador del colegio.
En 1928 el colegio se traslado a 11 de septiembre 580, predio que tenia salida por la calle Gral. Paz y que recibió nuevas anexiones de terrenos lindantes. En ese año el colegio ya cuenta con el nivel secundario comercial, que en 1935 con la dirección del Hno Veremundo se transforma en bachillerato.
En 1930 se funda la Asociación de exalumnos Maristas integradas por jóvenes que intentan llevar a la práctica los principios de la formación marista y cristiana.
En el joven colegio las clases se dictaban de lunes a sábado por la mañana y por la tarde. Los días jueves se daban clases solamente por la mañana y por la tarde había recreación con la práctica de diversos deportes. Los domingos era también obligatoria la asistencia al colegio. Los alumnos asistían a la Santa Misa y luego practicaban deportes especialmente futbol y pelota paleta
Hasta 1945, el colegio fue creciendo hasta que una circunstancia ajena a la voluntad de hermanos y comunidad educativa, las secuelas de la Guerra civil española, provocó el cierre del colegio. El último director de esta etapa fue el Hno. Jesús Plácido tocándole la ingrata tarea de informar a la ciudad que el colegio San José cerraba sus puertas.
El 2 de febrero de 1946, con honda emoción y tristeza, se realizó la ceremonia de despedida de los Hermanos. Pasarían 20 años hasta que la presencia marista volviera a las aulas de Pergamino. Fue en esa misma ceremonia donde nació el propósito no abandonado durante casi 20 años de trabajar por el regreso de los hermanos a Pergamino.
En el año 1963 resurge con más fuerza la Asociación de Exalumnos del Colegio San José. Uno de sus principales propósitos fue desde sus inicios, la reinstalación del colegio Marista en nuestra ciudad.
Al año siguiente los exalumnos logran, tras muchas gestiones , que los Hermanos decidan refundar un colegio en Pergamino tras casi dos décadas de ausencia.
Durante 1964 se confirma definitivamente que en marzo del año siguiente abriría sus puertas el nuevo colegio lográndose en agosto de este año su institucionalización canónica.
El 20 de agosto de 1964 marca la fecha de la institucionalización canónica del colegio siendo provincial el Hno. José María Iragui. Designándose al Hno. Víctor como primer directos de la segunda etapa.
Para el funcionamiento del colegio se adquirió la propiedad de la Acción Católica situada en calle 11 de septiembre 844 donde funcionara el Colegio parroquial Pio XII.
Y, por fin, el 27 de febrero de 1965 llegan los primeros Hermanos a Pergamino y se ponen a trabajar como albañiles, pintores y electricistas transformando la vieja casona en un edificio escolar.
El 28 de febrero se realiza la ceremonia de refundación del Colegio San José 20 años después de su cierre en 1945.
El obispo diocesano bendice las instalaciones del nuevo Colegio que abre formalmente sus puertas en el ciclo lectivo de 1965. El acto de refundación culmina con la firma de un acta cuyo pergamino se encuentra actualmente en la recepción del colegio.
Pronto se ira completando la comunidad de Hermanos que pondrán en marcha la segunda etapa del colegio San José. El cuerpo de docentes, integrado por los hermanos maristas responsables del catecismo se completa con maestras de grado y profesores especiales.
En mayo del mismo año, ante la importante inscripción de alumnos, los Hermanos junto a la Asociación de Padres deciden la compra de un terreno lindante para ampliar el edificio.
Con la presencia de autoridades municipales y eclesiásticas se bendice la capilla del colegio el domingo 14 de agosto de 1966.
En septiembre de ese mismo año los Hermanos adquieren un campo de deportes ubicado sobre los bulevares Asia y Ameghino, donde hoy se encuentra nuestro colegio. Los exalumnos construirán en el predio un salón de reuniones y de agasajos que hoy funciona como comedor para todos los alumnos.
En noviembre del primer año lectivo se forma la asociación de padres del Colegio quien junto a la Subcomisión de Madres comienza a trabajar incansablemente junto a los Hermanos.
Acompañando la evolución del colegio San José surge, en esta época el órgano gráfico Familia Marista promovido por la asociación de exalumnos que, durante años, reflejo el quehacer de la comunidad educativa.
A fines de este año, por un pedido expreso de la Asociación de exalumnos y la Asociación de Padres del Colegio, el Intendente Municipal suscribe el decreto que designa con el nombre de Marcelino Champagnat a la Avenida José de la Cruz Gorordo conocida como Bulevar Asia.
El ciclo lectivo de 1967 recibe a los primeros alumnos secundarios. El colegio amplia su formación también para los jóvenes y adolescentes de nuestra ciudad. Cuarenta alumnos ingresan al primer año de la carrera de Perito Mercantil
Durante este año los Hermanos deciden la adquisición de otro terreno lindante y con salida para la calle General Paz, para dar cabida al ciclo secundario que recién se inicia.
Al cuerpo de docentes se va sumando nuevos profesionales dada la creciente matrícula de alumnos inscriptos, La importante comunidad de hermanos asisten como tutores de los diferentes cursos.
Al crearse el nivel secundario mercantil los profesores de este nivel se suman al plantel de docentes.
En 1968, durante la conmemoración del Fundador, y con la presencia de numerosas autoridades y público, la Comunidad educativa del Colegio San José inauguro su campo de deportes conjuntamente con la Avenida Champagnat.
En agosto de 1968 los hermanos adquirieron el edificio de la ex usina eléctrica de la empresa Italo con la intención de destinarla a la construcción del nuevo colegio.
Mientras tanto, frecuentes eventos como las kermeses maristas reunían a toda la familia en pos de la recaudación de los fondos necesarios para hacer frente al crecimiento que demandaba el colegio.
Al finalizar el ciclo lectivo de 1971 egresa del colegio San José la primera promoción de alumnos secundarios con el título de Perito Mercantiles.
1979 marca el inicio de las obras de construcción del actual colegio sobre Avda. Champagnat en uno de los sectores del campo de deportes.
El nuevo colegio de más de 7000 metros cuadrados, tres plantas y subsuelo se constituye en el más moderno que los hermanos maristas dirijan en nuestro país.
Después de quince meses de construcción, el nuevo edificio quedo terminado. El colegio fue trasladándose al predio de la Avda Champagnat y estreno sus instalaciones durante el ciclo lectivo de 1981.
Durante 1981 los Padres de Familia adquieren un terreno lindante al colegio de siete hectáreas para la construcción del campo de deportes.
En noviembre de 1982, con concurridos actos y ceremonias, se inauguro oficialmente el nuevo edificio del colegio San José de los Hermanos Maristas de Pergamino.
Durante esta época, en el marco de la pastoral juvenil, comienza su trabajo fecundo en el colegio el Movimiento de Renovación Marista que año tras año fue albergando a jóvenes de corazón dispuesto y espíritu solidario que supieron hacer vida el mensaje evangélico.
Durante 1986 se comienzan las obras para dotar al Jardín de infantes de un nuevo edificio en el predio de Avda. Champagnat junto al Edificio que ocupa el nivel primario y secundario.
Por iniciativa de un grupo de padres del colegio y de la profesora de música Susana Bolitz, a partir de 1992, se forma el Coro de Padres del Colegio San José. Su primer director fue Carlos Belicias.
Desde 1993 el colegio San José cuenta con gabinetes de informática que se han ido actualizando permanentemente.
En mayo de 1994 se inaugura la capilla Nuestra señora de la Asunción y Beato Marcelino Champagnat ubicada en el barrio Trincavelli de nuestra ciudad. Este edificio fue construido con el esfuerzo de las familias del barrio, los hermanos maristas, los exalumnos y los jóvenes de remar
En el mismo año se crea el Centro de Estudiantes secundarios del colegio y se aprueba un estatuto para su funcionamiento
En 1995 se inaugura el nuevo edificio del Jardín de Infantes del Colegio tras haberse reanudado su construcción el año anterior.
También en 1995 comienzan las sucesivas ediciones de la Feria de Ciencias y Arte del Colegio que convoca a numerosos establecimientos de Pergamino y la zona.
El grupo de teatro Energía, que interpretara la obra Sociedad de Hermanos en 1996 heredó el escenario al grupo Los Champa que siguieron sus huellas poniendo en escena varias obras formativas.
En 1998 aparece el primer número del periódico escolar institucional Lápiz, Papel...Acción. Pronto se convierte en un medio de comunicación por excelencia de todo el quehacer del colegio.
Desde el departamento de informática se crea, en 1998 el sitio institucional del colegio San José en Internet brindando un servicio incomparable a toda la comunidad educativa
Durante 1999, Remar trabajo en el Barrio Virgen de Guadalupe colaborando activamente todos los sábados en el centro catequístico. El grupo juvenil continuo realizando como en años anteriores misiones a distintos pueblos como es el caso de la localidad de Arroyo Dulce.
Durante 1999 comienza la construcción del gimnasio del colegio. Una vez finalizada la base se colocan en su lugar las vigas metálicas y el techo
Ese mismo año se inauguro una estatua de San Marcelino Champagnat en el Barrio que lleva su nombre y se encuentra en las cercanías del colegio.
En 2001 el grupo de Misioneros Maristas formado por alumnos del polimodal comienza a brindar el servicio del merendero a niños del Barrio San José. Ya se sueña con la construcción de un refugio.
En un predio lindero al colegio se erigió en 2002 el Centro Misionero Marista que hoy atiende con eficacia las necesidades del Barrio San José, especialmente las de los niños y jóvenes.

 

IDEARIO

Piedra de toque de la enseñanza impartida en los colegios maristas es su ideario, verdadero espíritu que dirige la pedagogía de esos centros. Es, digámoslo así, su ley fundamental, su institución, ya que recoge el conjunto directrices que impregnan el resto de las normas que regulan la enseñanza marista.

El colegio marista educa al alumno según el estilo de Marcelino Champagnat.

1. Es un centro católico ofrecido por la iglesia a la sociedad, que se inserta en la pastoral de conjunto mediante la educación sistemática.

2. Considera la educación, centrada en la persona, entendida ésta como ser libre, responsable y único, capaz de hacer opciones libres y justas, en relación consigo mismo, con el cosmos, con las demás personas, creando una imagen de Dios –origen de su dignidad- y en relación final con El.

3. Inscribe la acción educativa en el marco de una educación católica que favorece la síntesis fe –cultura- vida.

Convencido de la necesidad de evangelizar la cultura, la presenta como un medio de comunicación entre los hombres, y el saber, como un compromiso de servicio. Se inserta en las realidades culturales de las distintas regiones de nuestro país y promueve asimismo, el diálogo entre culturas y credos diferentes.

4. Define al centro educativo como el lugar de personalización en el que se vive un estilo de familia. Cada miembro –alumno, padres, no docentes, docentes, Hermanos, etc.- es artífice de su propia formación espiritual, intelectual, física y social, y creador, en la comunidad educativa, de una atmósfera de cordialidad y participación responsable.

5. El eje de centro educativo marista es Cristo al que se llega a través de María, cuya devoción se fomenta: en el colegio marista todo va a Jesús por María.

El estilo marista es educar a ejemplo de María con espíritu de sencillez, entrega y servicio, y en el amor al trabajo como medio para la construcción de la comunidad y la realización personal.

El educador marista, movido por el amor, prolonga su presencia entre los educandos y les brinda su testimonio: "Para educar a los jóvenes hay que amarlos".

Teniendo en cuenta la estrecha vinculación entre evangelización y promoción humana, ayudas a quienes padecen necesidades y coopera con los que trabajan por la justicia y la paz.

6. Se adapta a los cambios que experimenta la sociedad, con una metodología siempre abierta a los adelantos científicos y las innovaciones pedagógicas.

NORMAS DE CONVIVENCIA

En construcción...